Bbaf5f4b84bbd7a7b24412bb5335daa3

Samoa, tierra firme en la inmensidad del Océano

La primera vez que se llega a Samoa, uno tiene una extraña sensación….la de llegar a  un lugar con una densidad ambiental, una fuerza….la fuerza de la tierra firme que está presente en cada lugar que uno recorre.

Samoa no es un país cualquiera. Es símbolo secreto de la Polinesia, este inmenso espacio en el mapa del mundo, rodeado todo él por el Océano Pacífico.

Polinesia es sinónimo de belleza, de playas paradisíacas, de altos cocoteros, de selva, de cascadas…

Pueblos polinésicos como el Rapa Nui, Tonga, Hawa’i, Polinesia Francesa, etc, enmarcan un pueblo con profundas tradiciones culturales y con una impresionante relación del hombre y la mujer con el medio que los rodea.

Samoa, con sus dos islas, Upolu i Sava’ii, es quizás una de las más desconocidas, ya que los viajeros tienden a identificar los pueblos polinésicos con los Hawaianos o los polinesios de Bora Bora, Moorea.

Tierra de hombre guerreros, tatuajes, Naturaleza indómita…estamos en Samoa.